Los nuevos Pirelli son favorables para Red Bull

La degradación no es tan excesiva

Fernando Alonso/ lainformacion.com/ EFE

Fernando Alonso/ lainformacion.com/ EFE

El Gran Premio de Hungría de Fórmula 1 que se disputará este fin de semana nos permitirá ver algunos cambios en relación a lo que hemos visto hasta ahora durante la temporada, ya que los neumáticos sufrirán algunos cambios en cuanto a su composición.

El Gran Premio de Hungría de Fórmula 1 que se disputa este fin de semana nos va a permitir ver ciertos cambios en algunos puntos de la reglamentación, algo que hasta ahora no hemos visto durante las carreras que se han disputado. Parece que la carrera que se disputó en Silverstone hace unas semanas ha sido decisiva para que en Pirelli y en la FIA hayan tomado la decisión de introducir cambios que afectan tanto a los neumáticos como a ciertos aspectos en materia de seguridad.

En primer lugar, después de haber visto las carreras disputadas hasta ahora y analizando el comportamiento de los neumáticos, en Pirelli han tomado la decisión de cambiar la estructura de los neumáticos, de manera que ahora serán con estructura de Kevlar, un material que aporta mayor seguridad tanto a los pilotos como al personal de pista. Los compuestos de las gomas no cambian, sin embargo, se ha demostrado que con estos nuevos neumáticos los monoplazas pueden llegar a rodar hasta un segundo más lento que antes.

Sin dudas esto es un punto en contra de las nuevas gomas, sin embargo tiene una parte muy positiva que favorece a Mercedes y a Red Bull. Los nuevos neumáticos, pese a ser más lentos, ayuda a que la degradación sea mucho menor, de manera que los equipos que hasta ahora han tenido problemas con el desgaste excesivo podrán controlar más y mejor sus ruedas.

A cambio, los pilotos de Red Bull y de Mercedes, que son los que más beneficios pueden sacar del menor desgaste, van a sufrir más en la sesión de clasificación, ya que sus monoplazas van a tardar más en calentar los neumáticos, de manera que a una vuelta van a tener menos ritmo. Con esto, los pilotos de estos equipos van a tener que cambiar sus estrategias en la QP.

Los cambios no van a afectar sólo a los trabajadores de Pirelli, ya que la velocidad en el pit lane se ha reducido de los 100 kilómetros por hora a 80 Km/h. Parece una minucia, pero esto es muy importante en las estrategias puesto que los encargadso de decidir que plan se va a realizar deben calcular el tiempo que tarda un piloto en entrar con su monoplaza en la calle de boxes, realizar el cambio pertinente de neumáticos y salir, lo que puede traducirse en unos 10-15 segundos.

Parece que el Gran Premio de Hungría va a ser más interesante de lo que podemos esperar a día de hoy, ya que además de los cambios se esperan unas altísimas temperaturas que pueden llegar a afectar al rendimiento de los monoplazas.

Ximo Arregui Cursó sus estudios de periodismo en la UCH-CEU. Apasionado del deporte en general y del fútbol y el motor en concreto. Colabora en Futbolprimera.es, Mercado Deportivo en Gestiona Radio así como en otros medios de comunicación locales. Actualmente coordina, entre otras webs, las de fichajes.net yparadaenboxes.com.